}catch (ex){}

TOMAR LA DECISIÓN DE EMPRENDER Y NO MORIR EN EL INTENTO

ME PRESENTO

Bienvenido al blog de una persona sin experiencia escribiendo y sin idea de cómo gestionar un blog pero con mucha ilusión por crear contenido capaz de, por lo menos, sacarte una sonrisa de vez en cuando. Y si por el camino te sirvo de inspiración o te ayudo a tomar alguna decisión, estaré mucho más que satisfecha. Y bueno, así soy yo, me encanta meterme en berenjenales de este tipo, lanzarme a la piscina con cosas que no controlo y aprender y aprender.

Me autoproclamo una yonqui del aprendizaje continuo!

Hola me llamo Miriam y soy adicta a ser autodidacta(Pareado sin haberlo preparado, olé!)

SIEMPRE ME RONDABA LA IDEA

Precisamente es esta adición la que me lleva a tener siempre en la cabeza proyectos nuevos. Desde que era pequeña siempre he soñado con tener mi propio negocio. Pese a este sueño, cuando acabé la carrera me sentía tan “verde” y estaba tan “pelá” que, obviamente, comencé a trabajar por cuenta ajena. Disfruté muchísimo y aprendí más todavía, pero yo seguía con el run run en la cabeza. De hecho hasta me planteé ser franquiciada del sitio donde trabajaba por aquel entonces… a lo loco!

La cosa es que, por circunstancias, dejé de trabajar en Julio de 2017 y decidí tomarme todo el verano de descanso.

“Unos meses sin pensar no me vendrán mal”, pensé.

Yo? Estarme quieta unos meses? Fue imposible, al poco estaba haciendo curso de comercio online y repasando idiomas…ya os digo que soy adicta.

Pasó el verano y llegaba el momento de retomar la búsqueda de empleo, o al menos eso creía yo. Pero entre curso y curso y costura tras costura me dio por pensar que quizás era el momento perfecto para desarrollar un proyecto. Un proyecto en el que saciar mis ansias de ser mi propia jefa que desde pequeña recuerdo tener. Sin dejar de echar curriculums y hacer entrevistas, empecé a hacer pruebas. Diseñaba productos, los regalaba,  probaba con wordpres a hacer la web, fotos… pero seguía haciendo entrevistas!

DUDAS Y MÁS DUDAS

No tenía nada claro y me daba miedo cerrarme puertas, por eso pensaba ( inocente de mí), que si encontraba trabajo, igualmente sería capaz de desarrollar mi proyecto en los ratos libres. Pero de repente, un día, me di cuenta de que tarde o temprano una de las puertas se cerraría de un portazo si no tomaba una decisión ya, y lo peor era que corría el riesgo de pillarme los dedos!. Fue la falta de tiempo la que me hizo ser consciente de que, fuera cual fuera mi decisión, debía apostar al 100% y dejarme de pamplinas.

A todo esto se sumaba las opiniones de la gente, “de verdad que crees que puedes vivir de eso?”, “Miriam con lo tranquila que tu estas con tu nómina”, “y no te da miedo perder tu tiempo y tu dinero si todo esto no funciona?”… así mil y una sugerencias de gente que, con toda su buena intención, y sin ningún ánimo de hundirte, te mete más y más miedo del que tu ya de por si tienes.

Afortunadamente mis padres siempre me han enseñado a que debo luchar por lo que quiero y a que soy capaz de todo si verdaderamente me lo propongo.

Fue esa fuerza que siempre me han transmitido y el ejemplo que me han dado lo que me impulsó a dejar de imprimir copias y copias de curriculums sin sentido y decidirme a cumplir mi sueño. Desde ese momento, ya todos y cada uno de mis pensamientos iban dirigidos a cómo hacer de algo que amo, coser pequeños tesoros para pequeños piratas, mi profesión y poco a poco, poder vivir de ello.

SORPRESA!

corona cumpleaños reversible estrellas

SI! Ya estaba claro y me sentía al mil por mil en todos y cada uno de los pasos. En ese momento no me podía imagina la cantidad de trabajo que implica lanzar un proyecto desde cero estando yo solita. Trabajaba prácticamente todo el día y aun así no veía el momento del lanzamiento! Todo el mundo me preguntaba, pero para cuándo? Y yo  decidí no dar fechas ya que estaba saturada. Tenía un planing pero había problemas que tardaba en solucionar días cuando en mi planing le había destinado 2 horas a lo sumo… muy duro, pero hiper gratificante.

He de decir que me considero una persona muy perfeccionista, y en aquel momento, lo era más si cabe. Quería que todo estuviera como yo quería que estuviera. Me di cuenta que no pasaba nada si no estaba tal cual yo quería, debía conformarme y agilizar al máximo el lanzamiento.

It’s better done than perfect!

Frase que he escuchado hoy mismo y que intento aplicarme en mi día a día. Y así fue, empecé a conformarme un poquito más y quejarme un poquito menos y entonces avancé mucho más rápido. Hasta que llego el gran día.

Retrasos no solo de mi proyecto sino también de mi periodo…

Dejo pasar unos días, me hago un test y a malas penas se veía la segunda raya. Sorpresa, alegría, incertidumbre, miedo, desesperación, dudas, … un popurrí de sentimientos me invadieron. Estaba tan contenta que quería gritar a los 4 vientos mi felicidad pero a la vez tan asustada que me hubiese gustado ser tortuga para meterme en mi caparazón y no salir por un tiempo. Estoy a punto de lanzar el proyecto de mi vida y me entero que estoy embarazada… Como me gusta la marcha!

LA VIDA SIGUE

muñeco hecho a mano conejo forest

Este nuevo estado me hizo replantearme todo. Todos sabemos que tener un negocio, por lo menos los primeros años implica una dedicación total. Y también sabemos que hay tantos tipos de embarazo como mujeres en el mundo.

Me aterraba pensar no dar la talla en mi proyecto por no encontrarme bien. Me moría de miedo si mi proyecto afectaba de forma negativa a mi bebé.

Ahora sí que no tenía ni idea de que hacer. Opción 1: Continuo y según me sienta voy tomando decisiones. Opción 2: Sigo trabajando sin abrir el negocio para, una vez nazca y estemos adaptados hacer un lanzamiento en condiciones.

Pero, como dice el título de esta parte post, la vida sigue, si ha pasado ahora es porque tenía que ser ahora. Y que igualmente voy a poner toda la carne en el asador para mis 2 pasiones, Mi bebé y Mi proyecto. Y que si mi proyecto no funciona como esperaba, me llevo el aprendizaje y todos los momentos vividos que para mí han sido maravillosos. Como ya te habrás dado cuenta la opción 1 fue la elegida.  Una vez tomada la decisión me sentí con tal fuerza que era imparable.

MAS FELIZ QUE UNA PERDIZ

bolsa ropa paseo mapamundi

Hablo como si de esto hiciera años y no hace más que algunos meses, gracioso, verdad? El caso es que, a pesar de que tengo muchas dudas y todavía no se muy bien como me voy a  apañar cuando tenga a Sabina entre mis brazos, me siento super orgullosa de mi decisión. Estoy pasando por el periodo más mágico de mi vida. Me he encontrado y me sigo encontrando fenomenal y no hay cosa que más me guste que sentir sus pataditas mientras hago cualquier cosa como por ejemplo escribir este post.

Me encanta pensar que, si esto funciona, podré dedicarme a ella y tendré mucha más flexibilidad para compaginar mi trabajo con mi familia, algo que para mí es fundamental. Si me hubiera decidido por buscar trabajo probablemente tendría muchas más preocupaciones de las que tengo ahora como autónoma.

Y esta es mi historia hasta día de hoy. Como veis me gustan los retos, pero me gusta aún más disfrutar de la vida y luchar por mi sueños. Mi filosofía:

Más vale arrepentirte de algo que has hecho que de algo que nunca intentaste.

Hasta pronto!

Start typing and press Enter to search

Abrir chat